Influencia de las Ondas Planetarias

05/10/2017.- Algunos de los factores que influyen en la generación y propagación de las ondas planetarias son predecibles con mucha anticipación. Por ejemplo, la variabilidad de las temperaturas de la superficie del mar afecta a la generación de las ondas planetarias en la tropósfera.

El fenómeno de El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) en el Pacífico Tropical es tal vez el patrón más notable de la variabilidad de la temperatura superficial del mar. Durante la fase cálida del ENOS, denominado El Niño, el flujo de la onda planetaria en la estratosfera del hemisferio norte durante el invierno se ve generalmente realzado y, por tanto, también aumenta la probabilidad de ocurrencia de calentamientos estratosféricos súbitos.

Como la fase de ENOS es predecible con varios meses de antelación, hay oportunidad de predecir con acierto las anomalías de los vórtices estratosféricos y, en consecuencia, el clima de la superficie.

Puede que el ENOS sea el controlador superficial más notable de la variabilidad a gran escala de las ondas planetarias en escalas de tiempo estacionales, pero no es el único.

Determinados estudios sugieren que otros modos de variabilidad de la temperatura de la superficie del mar, como la Oscilación Multidecenal Atlántica o la Oscilación Decenal del Pacífico, así como anomalías en la extensión del hielo marino ártico durante el otoño, también pueden influir en la intensidad del vórtice polar.

Sobre los continentes, la cubierta de nieve también crea contrastes térmicos a gran escala y, por lo tanto, contribuye a la generación de ondas planetarias y potencialmente a perturbar el chorro polar nocturno.

Prensa INAMEH / Cortesía Organización Meteorológica Mundial.