Relámpago del Catatumbo fenómeno reconocido por los Guinness

17/10/2017.-Este fenómeno meteorológico se observa en el sur del Lago de Maracaibo en Venezuela, especialmente en la cuenca inferior del río Catatumbo, y es reconocido oficialmente por la lista mundial de Récord Guinness como el lugar con más alta concentración de rayos en el planeta.

Catatumbo produce unos 1,6 millones de relámpagos por año, con un promedio de 250 rayos por kilómetro cuadrado (el segundo lugar lo ocupa la localidad de Kifuka, en la República Democrática del Congo, con 158 rayos por kilómetro cuadrado).

Para ampliar la información se entrevistó al pronosticador del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas,  Luis Izaguirre, quien explicó que en las zonas muy cenagosas se origina un gas natural que emite la unión del barro, el agua y el monte.

“Aunado a eso están los vientos alisios del noroeste que penetran por los Llanos, confluyen en el abra de San Antonio del Táchira, y el viento que bordea de norte a sur la cordillera (serranía) de Perijá”, señaló el funcionario.

Dijo que no existe una temporada específica en donde se de este fenómeno, “se puede originar cuando las condiciones meteorológicas estén presente”.

Al tiempo rememoró Izaguirre, que el Relámpago del Catatumbo ha sido estudiado por Nelson Falcón, físico venezolano de destacada trayectoria y sus investigaciones han sido publicadas.

Enfatizó que cuando hay inestabilidad cualquier nubosidad que se forme, se logra desarrollar el fenómeno “a veces hay poca nubosidad y se puede observar el Relámpago”.

Cabe destacar, que la contemplación del cielo nocturno iluminado por los relámpagos durante más de la mitad del año, es sin duda un atractivo para el turismo, también atrae a numerosos científicos que siguen investigando el fenómeno.

Actualmente se ha solicitado el reconocimiento de los Relámpagos del Catatumbo como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, de lograrse se convertiría en el primer fenómeno meteorológico en conseguirlo.

Prensa INAMEH.