Desastres relacionados con el agua y cambios hidrológicos

29/10/2017.-  Las actividades humanas han roto los regímenes hidrológicos y ecológicos naturales. De hecho, los desafíos sociales y ambientales relacionados con cuestiones del agua son en muchos casos sorprendentes.

Más específicamente, el número de fatalidades y daños económicos causados por desastres relacionados con el agua, tales como inundaciones, sequías, derrumbes y hundimientos, se ha incrementado de forma dramática a nivel mundial, en gran parte como resultado del crecimiento de la población en zonas vulnerables a desastres relacionados con el agua.

La fuerza global más importante que podría cambiar significativamente los riesgos relacionados con el agua en el futuro cercano es el crecimiento poblacional y sus dinámicas espacio-temporales.

Otras fuerzas, como los cambios en el uso del suelo, la urbanización, los patrones de migración, las cuestiones relacionadas con la energía y la producción de alimentos, se derivan del cambio poblacional y el desarrollo económico. Además, es muy probable que el cambio y la variabilidad climáticos exacerben los riesgos al agregar mayor incertidumbre.

El gran desafío para la comunidad hidrológica es identificar medidas apropiadas y oportunas de adaptación en un medio ambiente en continuo cambio. Para ello, las principales brechas científicas son las siguientes:

La primera se trata de una comprensión parcial de los procesos hidrológicos y los vínculos con la atmósfera/biósfera/ sociedad humana.

La segunda se base en técnicas apropiadas para la integración o asimilación de información.

La tercera son cuestiones relacionadas con el escalamiento y la heterogeneidad.

En cuarto lugar están las habilidades para predecir los procesos hidrológicos, sus interacciones y retroalimentación con los sistemas socio-ecológicos.

Por otra parte la estimación de la incertidumbre, comunicación e incorporación hacia una fuente adaptativa de manejo y toma de decisiones. Además, es necesario mejorar la capacidad para establecer predicciones en cuencas no aforadas (PUB, por sus siglas en inglés).

Finalmente, es obligatorio de ser más activos en la transferencia de conocimiento a los responsables de formular políticas y de tomar decisiones, para garantizar que las decisiones que se tomen estén basadas en el mejor conocimiento del que se disponga.

Prensa INAMEH/ Cortesía Agencias Internacionales.