Formación y características de las vaguadas

31/10/2017.- Las vaguadas son zonas de relativa baja presión que tienen un eje dispuesto de forma alargada y es allí donde se encuentra el espacio de menor presión, en donde se produce el ascenso de masas de aire cálido y húmedo a lo largo de un lugar alargado que se ubica entre dos áreas de mayor presión o anticiclón, (un área de presiones relativamente altas).

El pronosticador del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas (Minea), José Mora, explicó que “en el hemisferio norte, la dirección  de los vientos alrededor de un anticiclón es hacia la derecha, la vaguada constituye una zona inestable, donde el aire es mucho más húmedo y cálido que en las zonas anticiclónicas vecinas”.

Dijo que a raíz de ello se ve obligado a ascender, ya que los anticiclones se introducen a nivel del suelo “como una cuña a cada lado de la propia vaguada, debido a su menor temperatura”.

El ascenso del aire húmedo y cálido en la vaguada genera nubes de gran desarrollo vertical, con lluvias intensas y persistentes.

Detalló el experto que hay vaguadas que llegan a producir lluvias y lloviznas casi constantes hasta por varios días. “Este fenómeno es relativamente fácil de predecir al igual que sus posibles efectos, más no las posibles afectaciones que pudieran originar las lluvias en una población, ya que este último aspecto no es culpa de las vaguadas, sino de las zonas vulnerables que los mismos habitantes de algunos sectores han conformado”.

Es importante destacar, que es un fenómeno de amplia escala sinóptica, y no se le coloca nombre, algunas producirán lluvias y otras no.

Finalmente el meteorólogo exhortó a crear “una cultura en nuestro entorno y saber que ante cualquier lluvia sea producida por vaguadas o no, tenemos que estar preparados como población”.

Prensa INAMEH.