Organización Meteorológica Mundial promueve la protección del medio marino

08/11/2017.- La OMM promueve la protección del medio marino y la gestión eficaz de los recursos marinos mediante la reunión y distribución oportunas de datos meteorológicos marinos y oceanográficos.

La Organización Meteorológica Mundial ayuda a los miembros a implantar sistemas coordinados a escala nacional y regional que permitan reducir al mínimo las pérdidas de vidas y los daños causados por los ciclones tropicales. Apoya asimismo la pesca sostenible por medio de las observaciones y los análisis meteorológicos y climáticos.

Esta organización coopera con otras a escala internacionales que desempeñan actividades relacionadas con los océanos, y en particular con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización Hidrográfica Internacional (OHI).

En el año 1999 se entabló una estrecha asociación con la COI gracias a la creación de la Comisión Técnica Mixta OMM/COI sobre Oceanografía y Meteorología Marina (CMOMM). La misión de la OMM consiste, entre otras cosas, en prestar servicios de predicción y aviso meteorológicos de calidad en apoyo de la seguridad de la vida y los bienes en el mar. La prestación de servicios meteorológicos marinos y oceanográficos para satisfacer las necesidades de los usuarios del sector marítimo constituye la máxima prioridad para el Programa de Meteorología Marina y Oceanografía (PMMO), ya que esos servicios aportan una contribución sustancial a las economías nacionales y son fundamentales para la seguridad de la vida humana en el mar, como se reconoce en el Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (SOLAS).

En tal contexto, la OMM siempre ha cooperado estrechamente con la Organización Marítima Internacional (OMI) a fin de garantizar que se faciliten a los navegantes, dondequiera que se encuentren en los océanos del mundo, los servicios mejores y más completos para sus necesidades,. Los requisitos necesarios para la prestación de esos servicios y la función de la OMM en su coordinación y reglamentación a escala mundial figuran en el Convenio SOLAS.

La OMM se ocupa de que se cumplan las disposiciones de ese Convenio por medio de su Sistema de radioemisiones marinas para el Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítimos (SMSSM). Ese Sistema también está coordinado con el Servicio mundial de radioavisos náuticos, que está a cargo de la Organización Hidrográfica Internacional.

Los océanos cubren aproximadamente dos tercios de la superficie de la tierra y proyectan su influencia sobre todos los seres humanos. Los fenómenos oceánicos desfavorables tienen importantes repercusiones en el medio marino costero y en las actividades socioeconómicas. Las grandes aglomeraciones de población en zonas costeras, que dependen de los recursos costeros y el medio marino, se encuentran permanentemente en situación de riesgo y son vulnerables a los fenómenos meteorológicos marinos extremos.

La OMM siempre ha cooperado estrechamente con la Organización Marítima Internacional (OMI) a fin de garantizar que se faciliten a los navegantes, dondequiera que se encuentren en los océanos del mundo, los servicios mejores y más completos para satisfacer sus necesidades.

Es importante mencionar que los océanos cubren aproximadamente dos tercios de la superficie de la tierra y proyectan su influencia sobre el ser humano. Los fenómenos oceánicos desfavorables tienen importantes repercusiones en el medio marino- costero y en las actividades socioeconómicas.

Finalmente cabe resaltar que para las personas que trabajan en el mar o viven cerca de la costa, las predicciones sobre el tiempo marítimo y las condiciones oceánicas pueden ser tan importantes como las predicciones sobre el tiempo en general, puesto que los mares agitados, las olas gigantes, las mareas de tormenta y las corrientes fuertes pueden hacer que muchas actividades marinas resulten difíciles y peligrosas.

Prensa INAMEH/ Cortesía Organización Meteorológica Mundial.