Venezuela insta a países desarrollados a incrementar su compromiso para mitigar riesgos del cambio climático

17/11/2017.- El ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez Araguayán participó en la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas (COP23), que se realiza en la ciudad de Bonn, Alemania, donde hizo un llamado a los países desarrollados a que se responsabilicen de las consecuencias generadas por el cambio climático.

Durante su intervención, el representante de la delegación venezolana explicó que debido a la crisis climática en los últimos años, la región latinoamericana y caribeña ha sufrido eventos meteorológicos, que han dejado lamentables pérdidas de vidas humanas e infraestructura.

Ante esta situación, Velásquez Araguayán indicó que los principales responsables de la generación de la crisis climática son los primeros que deberían asistir a los países afectados. “La asistencia en emergencias debe ser una obligación ética, y es un imperativo ofrecer respuestas en corto plazo”, sostuvo.

Agregó que “se trata de una responsabilidad que debe ser asumida primordialmente por los países que tienen responsabilidades históricas en el contexto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático”.

Durante la plenaria de la COP23, el titular de la cartera ecosocialista reiteró la denuncia del Grupo de los 77 y China, que la aplicación ilegal de medidas violan el derecho internacional y los derechos humanos de los pueblos, lo que afecta la capacidad de los países en desarrollo de efectuar acciones en la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias.

Recordó que los 120 países del Movimiento de Países no Alineados “aprobaron recientemente una declaración unánime en contra de la aplicación de medidas coercitivas unilaterales y destacaron su incidencia en la realización del derecho al desarrollo. Estas medidas son contrarias al derecho internacional, a la Carta de la Naciones Unidas y a las normas y principios que deben regir las relaciones pacíficas entre los Estados”, dijo.

Además, recalcó que “las instituciones europeas se han abrogado la autoridad para aplicar sanciones, una delicada decisión que atenta contra la soberanía de nuestro país”.

Enfatizó que los países que violentan el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas quieren dar lecciones de democracia, cuando son quienes irrespetan el principio de soberanía y autodeterminación de los pueblos, asimismo practican la injerencia en los asuntos internos de otros Estados y agreden militarmente a otras naciones.

“Ante esta realidad, Venezuela reitera que continuará promoviendo la verdad de su país, y la democracia bolivariana de paz, así como impulsando la solidaridad entre las naciones y la preeminencia de un mundo democrático multipolar, basado en el respeto al derecho internacional y las soluciones pacíficas”, sentenció Velásquez Araguayán.

El ministro de Ecosocialismo y Aguas resaltó que la falta de voluntad política es el mayor obstáculo que se debe superar para cumplir con los compromisos para afrontar la crisis del cambio climático.

“El egoísmo de los poderosos es un veneno que enferma la tierra, por lo que consideramos incorrecta la decisión de los Estados Unidos de América de repetir la historia abandonando el Acuerdo de Paris sobre Cambio Climático, y no cumplir con sus obligaciones en el marco del derecho internacional”, subrayó Velásquez Araguayán.

Instó a escuchar la voz de la mayoría, así como “actuar ahora para alcanzar estabilizar la temperatura global, es un asunto de vida o muerte”, finalizó.

Prensa INAMEH / Cortesía Minea.