Emisiones globales de dióxido de carbono alcanzarán los 41 mil millones de toneladas a finales del 2017

27/11/2017.- Las emisiones globales de dióxido de carbono han avanzado progresivamente al pasar de los años,  las consecuencias de este incremento son entre otros la quema de combustibles fósiles y la industria, así como la actividad del sector residencial, transporte y agricultura,  que alcanzarán a finales de 2017 los 41.000 millones de toneladas, igualando el récord alcanzado a finales de 2015, cuando en París- Francia, se adoptó el primer acuerdo mundial de lucha contra el cambio climático.

Según estudios actualizados, luego de tres años de estancamiento y a pesar del crecimiento de la economía, se llegó a pensar que las emisiones podrían haber llegado a limites muy extremos, pero la previsión para este año es que sólo las emisiones procedentes de la quema de combustibles fósiles y la industria alcancen las 37 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que supone un incremento del 2% con respecto al año anterior.

Aumento mundial

En el 2017 el mundo aumentó sus emisiones de gas de efecto invernadero, tras tres años de cierta estabilidad.

Las emisiones de CO2 ligadas a la industria y la combustión de energías fósiles deberían aumentar un 2% este año respecto a 2016 (entre 0,8% y 2,9%) y alcanzar un récord de 36.800 millones de toneladas, después de mantenerse prácticamente estables entre 2014 y 2016, según el Global Carbon Project en su 12º balance anual, realizado por científicos de todo el mundo en el año 2016.

Para ampliar la información se entrevistó al Coordinador de Estudios e Investigaciones del Clima, del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH), Pedro Cárdenas,   quien explicó que “hubo un remanso en el 2015-2016, y en el 2017 el responsable número uno de este problema es China”.

Puntualizó que el incremento en emisiones de gas recae sobre el país asiático “porque es el mayor generador de carbón, que es un contaminante peor que los hidrocarburos”.

Cárdenas señaló que en China están utilizando este mineral para generar electricidad por las condiciones de sequía que han sufrido, “y es debido a eso que en este 2017 se haya obtenido este saldo”.

Finalmente es recomendable para los seres humanos evitar el uso de automóviles para su traslado, puesto que si el viaje se hace en bicicleta o caminado se ahorraría medio kilo de carbono por cada milla que se camine.

Prensa INAMEH / Josmaira Carrasquel.