Tendencia meteorológica para el mes de diciembre 2017

01/12/2017.- Estadísticamente este mes se enmarca dentro del periodo seco.  La Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT), estará desplazándose de manera definitiva hacia el sur, y tiende a ubicarse sobre la Cuenca del río Amazonas en Brasil, afectando ocasionalmente el extremo sur del estado Amazonas, las cuencas del Siapa, Casiquiare y río Negro, especialmente sobre la Sierra la Neblina y Tapirapecó.

En diciembre, es  usual observar abundante nubosidad de tipo estratiforme productora de precipitaciones débiles e intermitentes en las primeras horas de la mañana, despejándose hacia el  mediodía y primeras horas de la tarde, e irse nublando nuevamente por efectos del calentamiento diurno y ascenso forzoso del viento sobre las laderas de las montañas a finales de la tarde y primeras horas de la noche, para luego despejarse nuevamente hacia la madrugada; esto permite el escape por irradiación del calor recibido durante el día trayendo como consecuencia que las temperaturas comiencen a descender en todo el Territorio Nacional.

El predominio del sistema de alta presión sobre el Océano Atlántico y Mar Caribe, inhibe la formación de nubes de gran desarrollo originando un relativo buen tiempo, particularmente sobre las regiones: Oriental, Central, Centro Occidental, Zuliana y  Llanos Centrales.

Sin embargo, durante esta época debido a situaciones norte (irrupciones de restos de frentes fríos modificados provenientes del norte y sus vaguadas asociadas sobre el mar Caribe), generan precipitaciones persistentes en el tiempo (2 a 3 días), sobre la región norte costera del país, siendo de  mayor intensidad sobre las regiones: Zuliana, Centro Occidental y Central.

Hacia las regiones Sur, los Andes y Llanos Occidentales suele generarse nubosidad convectiva productora de precipitaciones de carácter moderadas, acompañadas con descargas eléctricas y ráfagas de viento, originadas por la interacción de la ZCIT con  un sistema de baja presión semi permanente sobre Colombia, el calentamiento diurno y flujo de viento proveniente del suroeste, que transporta abundante nubosidad cargada de humedad procedente del norte de Brasil.

Es bueno recordar que durante el invierno astronómico del hemisferio norte (finales de diciembre a finales de marzo), las bajas presiones extratropicales tienden a desplazarse de oeste a este sobre el Atlántico, al norte de las grandes Antillas, lo cual  cuando se hacen estacionarias, el viento fuerte y persistente orientado hacia el sur, alrededor de la baja, puede generar oleaje de importancia en esa zona, y  trasladarse hacía el sur sobre el Caribe, a través del paso de la Mona y el canal de la Anegada,  generando  oleaje de mar de fondo en las costas de Venezuela.

Prensa INAMEH / Crist Díaz / Elaborado por la Gerencia de Meteorología del INAMEH.