Venezuela conmemora los 187 años de la muerte del Padre de la Patria

17/12/2017.- Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, mejor conocido en Venezuela y el mundo como Simón Bolívar, el Padre de la Patria, entregó su vida a la causa de la independencia hasta su muerte el 17 de diciembre de 1830, hoy hace 187 años, fecha que conmemora el pueblo venezolano con un sentido homenaje al Libertador.

Simón Bolívar fue un ambientalista, militar y político venezolano, fundador de las repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia; una de las figuras más destacadas de la emancipación hispanoamericana frente a España. Contribuyó a inspirar y concretar de manera decisiva la independencia de las actuales repúblicas de Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Venezuela y la reorganización del Perú.

Nace en Caracas el 24 de julio del año 1783, cuando Venezuela era una Capitanía General del Reino de España entre cuya población se respiraba el descontento por las diferencias de derechos existentes entre la oligarquía española dueña del poder, la clase mantuana o criolla, terratenientes en su mayoría, y los estratos bajos de mulatos y esclavos.

El joven Bolívar buscaba cultivar con sus escritos, la sensibilidad por la naturaleza y haciendo muestra de su inclinación por proteger el ambiente, el 19 de diciembre del año 1825, emitió uno de los decretos conservacionistas de mayor relevancia que se haya podido plantear en Suramérica a lo largo del siglo XIX, el Decreto de Chuquisaca.

En el decreto, el prócer independentista precisó que gran parte del territorio de la naciente República Bolivariana carecía de aguas y por consiguiente, de vegetales útiles a la vida. Además, refiere la esterilidad del suelo, la extracción de metales y la confección de muchos productos minerales por la relación que tienen estos recursos con el ciclo hidrológico.

Luego de ardua labor política, militar, ambientalista, humanista; finalmente fallece el 17 de diciembre de 1830, a los 47 años de edad, en la Quinta San Pedro Alejandrino, en Santa Marta, Colombia. Los despojos mortales de Bolívar recibieron cristiana sepultura en el altar mayor de la suntuosa catedral Basílica de Santa Marta y allí permanecieron hasta el 22 de noviembre de 1842, cuando fueron exhumados para trasladarlos a su tierra natal Venezuela, donde actualmente se encuentran en el Mausoleo adyacente al Panteón Nacional, construido en revolución, en honor al más grande hombre de América y de la patria que nos legó, independiente y soberana.

Prensa INAMEH/ Cortesía Minea.