Fundambiente inicia ciclo de talleres en Antímano con el programa “Formador de Formadores”

09/01/2018.- Como parte de las iniciativas emprendidas para generar técnicas reflexivas en cuanto al rol del Poder Popular en los procesos socioproductivos ecosocialistas, arrancó el ciclo de talleres de formación a más de 23 ecoproductores de la parroquia Antímano, como parte del programa “Formador de Formadores”, emprendidos por la Fundación de Educación Ambiental (Fundambiente).

La presidenta de la institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), Eliana Salazar, expresó que en este momento es de vital importancia proporcionar una formación consciente sobre los temas ambientales, erigiendo en ella disposición, motivación, sentido de responsabilidad y compromiso para adquirir hábitos y costumbres acordes con los recursos naturales y de uso cotidiano.

El encuentro reunió a representantes de las comunidades de Amatina y Cívico Militar, pertenecientes a la populosa parroquia, los que participaron en el conversatorio “Corresponsabilidad Ambiental”, impartido por la facilitadora Abby Ramos, con la intención de generar el debate en cuanto al rol del Poder Popular como instancia de gobernabilidad en la gestión ambiental y la corresponsabilidad.

La iniciativa se desarrollará durante toda la semana y además recibirán formación en la preparación de jabones artesanales, desodorantes y talcos, así como la presentación de la red. Para el cierre de la actividad planificada para el día viernes 12 de enero se tiene previsto un plan cayapa, con el objetivo de poner en práctica los conocimientos adquiridos.

Todos los contenidos de estas jornadas se centran en la preservación del planeta como fuente de vida, la realización de productos ecosocialistas, sus beneficios y su contribución con la vida y el ambiente que, según la vocera de la Comunidad Socialista de Amatina, Yinet Tapias, es de mucho provecho pues “nos enseña a querer el mundo que nos rodea y los ventajas de tener esta Patria”.

La clave del triunfo de un país está en la voluntad con la que su pueblo se organice para trabajar por el bien común, y con esta labor se refleja el compromiso de un colectivo que se ocupa en alcanzar el buen vivir para el pueblo y la Madre Tierra.

Prensa INAMEH / Cortesía Minea