Como Instituto de Meteorología e Hidrología estamos comprometidos con nuestro país

Prensa Inameh / Caracas, 23/02/2018-. Durante siglos los seres humanos siempre han estado consientes del estado del tiempo y el clima, la observación meteorológica es casi tan vieja como el propio género humano; nuestros antepasados más lejanos podían prever, hasta cierto punto, el tiempo que iba a hacer observando el cielo y el comportamiento de las plantas y los animales, si bien algunas personas siguen recurriendo a las observaciones locales de los fenómenos naturales para predecir el tiempo, los avances notables de la tecnología y la ciencia, junto con la cooperación internacional, han revolucionado nuestra manera de entender la meteorología y nuestra capacidad para emitir predicciones acertadas en escalas temporales cada vez más largas. 

La meteorología es una rama de la ciencia que estudia los fenómenos que tienen lugar en la atmosfera de la tierra y son responsables del clima y del estudio de sus parámetros fundamentales como la temperatura del aire, humedad atmosférica, presión atmosférica, radiación solar, vientos, y los procesos físicos que ocurren entre ellos, de esta manera se estipulan las condiciones climáticas observables para predecir un pronóstico meteorológico, y así se puedan proporcionar las alertas del estado del tiempo y del clima de manera estratégica y útil para todos en general.

En este sentido el ente encargado de dictar las políticas en materia de meteorología en el ámbito mundial es La Organización Meteorológica Mundial (OMM), que es una asociación integrada por más de 189 países con sede en Ginebra; asimismo, existen seis asociaciones regionales que permiten a los países miembros comunicar y coordinar todos aquellos aspectos relacionados con el desarrollo de la meteorología e hidrología en el país.

En los últimos 50 años, la vigilancia y la predicción del tiempo se han convertido en una actividad científica sumamente sofisticada, dedicada en particular a suministrar las debidas alertas para la protección de la población.

Hoy en día todo el mundo, desde los agricultores y los urbanistas o los encargados de gestionar emergencias, pasando por los encargados de los recursos hídricos o los medios de comunicación para darle divulgación al pronóstico del tiempo, los funcionarios públicos y la población en general, se benefician de los servicios meteorológicos, hidrológicos y climáticos.

El gran desarrollo de la tecnología para monitorear la atmósfera, ya sea desde la superficie o desde el espacio, brindan día a día nuevas herramientas para profundizar en el desafío de conocer con mayor detalle sus complejas regiones.

Los avisos meteorológicos a largo plazo ocupan un lugar importante, ya que ayudan a observar y prever fenómenos atmosféricos relevantes, y esto a su vez nos salvaguardar nuestra vida. Finalmente, el instituto regula y coordinar las actividades meteorológicas e hidrometeorológicas de nuestro país, siendo además el ente oficial en la divulgación de información de manera confiable y oportuna, a fin de contribuir tanto a la preservación de vidas, como al desarrollo socioeconómico de la nación.

Prensa Inameh / Aura Marina Peñaloza      

Diseño de imagen/ Ana Carrasco

Contacto: gestioncomunicacionalinameh@gmail.com